Peliculas y Una Cancion [suda 0003]

a mediados del 2007 empecé a pensar y trabajar en un disco basado en la escucha del mundo como objeto musical, con la ilusión de lograr compartir el placer estético que muchas veces encuentro en los sonidos que me rodean.
unos meses después, en diciembre, murieron en un accidente de auto mi mujer y mi hijo más chico. el proyecto quedó abandonado.
marzo de 2008, aparecen los primeros comentarios sobre el nuevo bafici. los nueve anteriores fueron siempre tiempo compartido en pareja, regodeándonos en nuestra cinefilia amateur y a veces apasionada. decidí intentar ser nuevamente espectador, esta vez a solas, quizás como una forma de recuperar nueve años de recuerdos.
esperando que empiece la primera película recordé mi grabador digital, siempre metido en un bolsillo de mi mochila. grabé los primeros minutos de la película, sin mucha idea de con qué me iba a encontrar ni para qué usarlo. entre otras cosas me encontré con wim wenders diciendo “¿cómo se debe vivir? … ¿cómo se logra saber para qué se vive?”.
tiempos muertos entre una y otra función. pienso: películas como objetos sonoros. musique concrète y found footage a la vez. homenaje a personas y a películas, recuerdos, collage de momentos en los que el oído maravillado descubre formas o comportamientos extremadamente musicales en el rumor de un lápiz o el silbido de una pava hirviendo. evitar en lo posible la semántica —al fin y al cabo no se ve al taiwanés en calzones—. película fragmentaria para ojos cerrados…
esto es lo que surgió a partir de esos registros, editado en septiembre del 2008 por sudamerica electrónica. espero que lo disfruten. yaco\